Mar. Abr 13th, 2021
    Diferencia entre liderar y administrar

    Las 10 principales diferencias entre jefes y líderes

    ¿Un jefe tiene que ser un líder fantástico y un líder tiene que tener una capacidad de gestión decente? Esta es una controversia que sigue haciendo estragos. ¿Cuál es la diferencia entre gestión y liderazgo?
    Gestión y liderazgo
    Definición Se describe como “la capacidad de una persona para influir, motivar y permitir que otros contribuyan a la eficacia y el éxito de las organizaciones de las que son miembros”.
    Estilos de personalidad Se les describe como brillantes y mercuriales, con mucho carisma. Sin embargo, se les suele estereotipar como personas solitarias y reservadas. No temen correr riesgos, aunque parezcan irracionales. Casi todos los líderes tienen mucha creatividad.
    Son solucionadores de problemas, lógicos y con capacidad de mando. También se concentran en las prioridades, los procesos, el personal y la disponibilidad de recursos. La persistencia, la firme voluntad, el análisis y el intelecto son rasgos que poseen los directivos.
    Establecen planes, políticas y procesos para formar equipos y conceptos que funcionen bien juntos. Dan poder a las personas pidiendo sus opiniones, creencias e ideales. Suponen que combinando estos factores, reducirán el riesgo y aumentarán el éxito.

    Las principales diferencias entre dirigir y gestionar

    ¿Cuál es la mayor distinción entre gestión y liderazgo? Aunque muchos crean que estas dos palabras son intercambiables, no lo son. Es más, como comentaremos más adelante en este blog, los líderes y los directivos pueden tener habilidades y características muy diferentes.
    A menudo se piensa que el liderazgo y la gestión tienen responsabilidades opuestas. Aunque esto es válido, las definiciones de estas dos palabras son distintas y no deben utilizarse indistintamente. Ambas denotan un conjunto distinto de funciones, características y habilidades con cierto solapamiento.
    Un directivo es alguien que es elegido o asignado a un puesto dentro de una organización. La mayoría de las veces, un directivo es elegido por sus habilidades técnicas, su experiencia y su competencia. Por otro lado, la mayor habilidad de liderazgo es la capacidad de influir e inspirar a otros.
    Es importante contar con excelentes líderes y gestores en el lugar de trabajo. Las organizaciones necesitan líderes fuertes que les ayuden a cumplir su misión y visión. Necesitan una buena gestión para asegurarse de que las cosas se hacen y de que sus equipos trabajan por los mismos objetivos que la organización.

    ¡liderazgo vs gestión! ¿cuál es la diferencia?

    ¿No es lo mismo gestionar que liderar? Al fin y al cabo, ¿no sirven para lo mismo? De hecho, son dos personajes diferentes en la misma obra. Un jefe, metafóricamente, es como un explorador que dirige una flota de barcos hacia nuevas tierras. Los jefes son los capitanes de los distintos barcos que obedecen las instrucciones del explorador y se aseguran de que los barcos lleguen a su destino sanos y salvos.
    Los directivos se encargan de planificar, presupuestar, programar, contratar, gestionar y resolver problemas para que todo funcione bien. Se ocupan de la organización de los conocimientos, las personas y los servicios. También se encargan de que el trabajo se realice en el plazo previsto y de que los bienes y servicios se entreguen a tiempo.
    A pesar del uso generalizado de la palabra “jefe de unidad”, estos líderes son en realidad gestores. Actúan en todos los aspectos de la gestión, incluida la coordinación del trabajo de los demás. En realidad, suelen realizar la mayor parte de este trabajo como colaboradores individuales. Este trabajo, como el de la mayoría de los altos ejecutivos, es básicamente un nivel diferente de gestión.

    Gestión vs. liderazgo

    Siempre tuvimos en cuenta sus opiniones, ya que era el director general. Seguimos sus consejos la mayoría de las veces. Tuvimos algunos desacuerdos. Pronto descubrimos que volver al director general e informarle de que habíamos determinado que no sabía de qué estaba hablando no era una reunión divertida. Sin embargo, cuando volvíamos con él y le decíamos: “Quería hacer un seguimiento de la decisión que tomamos sobre este tema”, funcionaba. Tras nuestra conversación con usted, investigamos un poco más y descubrimos cinco puntos que quizá no conozca. Acordamos tomar un camino diferente al que usted había sugerido a la luz de la nueva información.
    Lo más importante para dos personas que trabajan juntas es saber quién va a tomar qué decisiones en cada momento, para saber cuándo deben tomar decisiones y cuándo deben hacer aportaciones a las decisiones de los demás.
    Pensemos en la situación de un editor y un redactor jefe de una publicación. Deben colaborar como socios y mantener una comunicación constante. En general, parece que funciona mejor que el redactor jefe asesore sobre las promociones y los precios mientras el editor toma esas decisiones. El editor, por su parte, puede hacer recomendaciones de contenido mientras el redactor jefe toma las decisiones finales.

    Por admin

    Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
    Privacidad