Jue. Abr 29th, 2021
    Patatas hasselback receta

    Receta de patatas hasselback | how tasty channel

    Hace un tiempo compartí una foto de patatas cortadas en rodajas finas en Instagram, describiendo cómo las asábamos, añadíamos col rizada, judías, cebolla roja y tomates cherry, las untábamos con pesto y las llamábamos cena. Decidimos replicar y compartir esta sencilla receta después de recibir una respuesta tan positiva para una cena tan simple.
    Probablemente haya visto esta técnica de patatas antes: cortarlas en rodajas finas pero no del todo, rociarlas con grasa y hornearlas hasta que los bordes estén crujientes y el centro esté cremoso y esponjoso. Se dice que las patatas Hasselback se inventaron en un restaurante de Estocolmo en los años 50 para reducir el tiempo de horneado. Cuando yo tenía la edad de Elsa (¡¡hace casi 30 años!!), era un plato muy común. Mi madre hacía patatas Hasselback casi con la misma frecuencia que su famosa salchicha gigante al horno rellena de piña y queso; sí, eso es lo que comíamos en 1989. Desde entonces, no he visto muchas salchichas rellenas de piña, pero las patatas Hasselback han vuelto y se han hecho cada vez más famosas en los últimos años.

    Receta de patatas hasselback – laura vitale – laura en el

    Estamos teniendo algunos problemas con las funciones de ingredientes de nuestra tienda en este momento. Lo pondremos en marcha lo antes posible, pero mientras tanto, puedes buscar nuestras recetas, hacer una lista de la compra y añadir ingredientes a tu cesta en nuestra sección de comestibles.
    Sustituye tus tradicionales patatas asadas por estas sencillas patatas hasselback. La guarnición perfecta para su próximo asado dominical, las patatas baby se cortan en rodajas finas por el centro, se rocían con abundante mantequilla de ajo y se asan hasta que estén crujientes por fuera y perfectamente esponjosas por el centro. Mira el procedimiento.

    Patatas hasselback fáciles de hacer con queso

    Las Hasselbackspotatis, también conocidas como patatas Hasselback, son una creación sueca que convierte una simple patata al horno en una obra de arte. Cada patata se corta en una hilera de finas rodajas, que luego se untan con aceite o mantequilla y se hornean hasta alcanzar la perfección crujiente y tostada. La patata Hasselback sería un sabor del cielo para los fans de las patatas asadas y las patatas fritas.
    Haz cortes muy finos con un cuchillo afilado. Haga los cortes lo más juntos posible para obtener una patata Hasselback maravillosamente crujiente, idealmente 1/8 de pulgada “disímil”. Cuando la patata se hornea, cuanto más cerca estén los cortes, más actividad de abanico puede producirse.
    Como medida de seguridad, utilice un par de palillos. Coloque la patata en medio de un par de palillos para evitar que su cuchillo corte toda la patata. Para la integridad estructural, coloque una patata intacta en el borde. No te preocupes si por error cortas hasta el final. Utilizando un palillo de dientes, ensarte los trozos y hornee como si nada hubiera pasado, pero recuerde retirar el palillo hasta el momento de servir.

    Cómo hacer patatas hasselback

    Estas patatas crujientes y mantecosas, que tienen un aspecto de acordeón, sólo necesitan un poco más de esfuerzo que las patatas al horno y son un espectáculo cuando se sirven junto a una cena especial. Piense en un asado festivo, un filete para una noche de fiesta o un jamón de Pascua.
    Rocíe una generosa cantidad de mantequilla y aceite de oliva sobre las patatas, y luego sazone con sal. Deje que se asen durante un tiempo extra en el horno para que el interior quede cremoso y el exterior dorado y crujiente.
    Este método se puede utilizar para casi cualquier patata, pero yo prefiero las Yukon Gold por su textura cremosa y porque las patatas del tamaño de un puño suelen tener el tamaño justo para una persona. Sin embargo, no hay que descartar las patatas Russet y las batatas más grandes, así como las patatas rojas pequeñas. También funcionan bien como patatas hasselback; sólo hay que tener en cuenta el tamaño de las porciones.
    Estas patatas se sazonan simplemente con sal, pimienta, mantequilla derretida y aceite de oliva. Otras hierbas, como el tomillo o el romero, estarían deliciosas en lugar del perejil, al igual que usar toda la mantequilla o todo el aceite de oliva. También se puede añadir a las patatas ajo, pan rallado, nueces picadas, parmesano u otro queso.

    Por admin

    Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
    Privacidad