Lun. Abr 12th, 2021
    Como hacer magret de pato

    Pechuga de pato asada a fuego lento

    Imprimir receta Saltar a la receta Has llegado al lugar adecuado si buscas una receta completa y un tutorial (¡con muchas fotos!) sobre cómo hacer la mejor pechuga de pato que hayas comido nunca, con la piel crujiente y la carne jugosa. Es una receta rápida y fácil que sólo lleva 30 minutos de principio a fin y que tiene un gran sabor. ¡Sin gluten!
    El pato es uno de mis alimentos favoritos.
    Es sorprendentemente sencillo de hacer, tiene mucho sabor, y va bien con una variedad de salsas a base de frutas o bayas que están fácilmente disponibles en los supermercados en estos días.
    Para empezar, prepare las pechugas de pato para cocinarlas. Si utiliza pechugas de pato congeladas, asegúrese de que están completamente descongeladas antes de utilizarlas y seque el exceso de líquido con toallas de papel. Para ello, utiliza una sartén grande de hierro fundido apta para el horno o una sartén grande de acero inoxidable apta para el horno (asegúrate de que la sartén que utilices tenga un mango apto para el horno).
    Haz un corte en la piel del pato en paralelo o en forma de cruz.
    No te preocupes si te cuesta marcar la piel con formas bonitas. Aunque no se puede decir que este patrón sea bonito, el resultado final fue impresionante, como se puede ver en las fotos finales.

    Receta de pechuga de pato jamie oliver

    El agret es una jugosa pechuga de pato que se cocina como un filete, por eso en D’Artagnan lo llamamos “filete de pato”. Se puede cocinar el magret de pato como se puede cocinar un filete. Es una de nuestras recetas básicas favoritas, y es ideal para una comida entre semana o para una cena en una ocasión especial. Siga leyendo para saber cómo preparar esta deliciosa pechuga de pato, así como la historia de este clásico culinario.
    La pechuga de un pato Moulard criado con foie gras se conoce como magret. El pato Moulard es un ave de gran tamaño con una pechuga bien desarrollada que es un cruce entre un pato de Moscovia y una gallina de Pekín. Por su gran tamaño y su constitución corpulenta, es también el pato elegido para la elaboración del foie gras. Dado que Gascuña es el corazón del país del foie gras, el pato Moulard es un ingrediente popular en la cocina de la región.
    El magret, al igual que el ala y la pata del pato, se ha cocinado lentamente en grasa de pato y se ha conservado a lo largo de la historia. Pero no fue hasta 1959 cuando el chef André Daguin, con dos estrellas Michelin, en el Hotel de France de Auch, cocinó por primera vez un magret como un filete. Este, como muchos otros momentos culinarios emblemáticos, surgió de la necesidad una tarde en la que un vendedor se pasó por el restaurante del hotel para almorzar a última hora. Salvo una bandeja de magrets crudos a la espera de ser cocinados en grasa, la cocina del chef Daguin estaba desprovista de ingredientes. Cogió uno y lo chamuscó como si fuera un filete antes de servirlo poco hecho al sorprendido cliente, que compartió el insólito plato con otros dos clientes que acababan de terminar sus almuerzos. Así nació un plato clásico de pato, que ahora se encuentra en los menús de todo el mundo. A continuación se explica cómo preparar la famosa receta de pechuga de pato a la plancha.

    Salsa para pechuga de pato

    Esta deliciosa receta de pechuga de pato glaseada con miel es increíblemente sencilla de hacer y servirá como un impresionante plato principal para sus invitados. Para hacer una comida completa para una ocasión especial, sirva el pato con su glaseado de miel junto con coloridas verduras al vapor y un rico gratinado.
    El magret de pato, también conocido como “magret de canard”, es la pechuga de un pato Moulard que se ha criado para hacer foie gras. El Moulard es un ave grande con una carne de pechuga grande y grasosa. Se dice que en 1959, en el Hotel de France, el chef André Daguin, con dos estrellas Michelin, fue el primero en chamuscar un magret como si fuera un filete. La receta improvisada se hizo famosa y ahora se puede encontrar en restaurantes de todo el mundo.
    Examine las características del aparato y vea si puede identificarlo. Utiliza la información de geolocalización precisa. En una tableta se puede almacenar y/o acceder a la información. Personalice su material. Haga un perfil de contenido exclusivo para usted. Analice la eficacia de sus anuncios. Se debe optar por una publicidad sencilla. Hacer un perfil de publicidad personalizada. Elija entre una variedad de anuncios personalizados. Utilice la investigación de mercado para conocer mejor al público objetivo. Analice la eficacia de su material. Mejore y desarrolle los productos.

    Con qué acompañar la pechuga de pato

    El pato tiene una piel más gruesa, más grasa y un sabor más intenso y carnoso que el pollo. Para que la piel quede crujiente, las pechugas están recubiertas de una gruesa capa de grasa que hay que derretir (renderizar) durante la cocción.
    Puede terminar de cocinar la pechuga de pato en el horno o añadirla a platos como nuestro curry tailandés o el pato frito al wok con salsa de ostras una vez que la grasa se haya derretido (abajo). No intente asar o hacer una barbacoa con pechuga de pato cruda porque se cocinará demasiado antes de que la grasa se haya derretido. Las pechugas de pato también pueden freírse hasta que se doren y luego cocinarse lentamente en líquido, como en nuestra receta de pappardelle (abajo).
    Retire la piel y la grasa antes de la cocción para obtener un resultado menos graso. Sin embargo, hay que asegurarse de que la carne no se seca. Abrir la pechuga y golpearla con un mazo de carne o un rodillo, como en esta receta de barbacoa, ayudará en el proceso. Las pechugas de pato sin piel también pueden hacerse a la parrilla o en brochetas, como en esta receta de canapés de satay de pato.

    Por admin

    Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
    Privacidad